Del inicio a la euforia en “Pulp fiction” Tarantino y Roger Avary

¿Cómo se construye formalmente un comienzo de película tan eufórico y con personajes tan locos?

El análisis de la escena inicial -el prólogo- gira entorno a cómo se crea la tensión, la construcción de los personajes y la euforia.

En la segunda parte del análisis se une la secuencia inicial y la final de la película, el prólogo y el epílogo, para entender el tratamiento humorístico de la situación.

Prólogo

La parte 1, del inicio hasta que actúa la camarera.

Tipo de tensión: Sorpresiva. Los personajes saben más que nosotros.

Comenzamos con Bizcochito y Conejita discutiendo. Se oculta la información principal por la que se oponen, esta estrategia narrativa en la recepción del espectador genera una incógnita que hace más interesante esta oposición ¿de qué están hablando, por qué discuten, qué me estoy perdiendo?

Bizcochito se niega hacer una cosa concreta, Conejita quiere realizar esa cosa concreta. En este principio de oposición los dos personajes defienden objetivos diferentes y su obsesión genera una tensión de situación. En la obsesión por defender su postura, Bizcochito se nombra (auto caracteriza) razonable, sensato, renovado y completamente seguro de dejar atrás el pasado, Conejita insiste con diferentes estrategias para conseguir su objetivo (le reprocha su actitud, lo degrada comparándolo con un pato, lo vuelve a tentar…) pero siempre en una actitud libiana y de juego que permite vehicular la situación sin emociones más complejas.

Son personajes muy esquemáticos y seguros de su visión, no dudan. Si alguno de los dos personajes acusara alguna emoción más profunda o dudara de su visión, nos desviaríamos de lo que realmente busca el final de la secuencia, que es la euforia.  La entrada de la camarera sirve para disolver una situación sin salida que ha generado el juego obsesivo de ambos personajes y se aprovecha para caracterizar a Conejita con rasgos dulces y sensuales.

La parte 2, hasta vuelve aparecer la camarera

Tipo de tensión con el espectador: Sorpresiva. Los personajes saben más que nosotros.

Bizcochito y Conejita dejan de luchar por sus objetivos, termina la tensión por oposición entre los personajes y comienza una tensión conceptual donde la fricción se genera con el conflicto interno de Bizcochito, una fricción entre la idea platónica de cómo le gustan los atracos y cómo realmente actúan ellos. Este cambio de tensión nos distancia y coloca como espectadores en un nivel más reflexivo.

El espectador continúa teniendo menos información que los personajes. Lo que mantiene en tensión al espectador son las informaciones que va recibiendo y la dosificación de esta información es una herramienta importante para mantener la tensión.

Antes de saber que se dedican atracar licorerías, Bizcochito rebela la visión que tiene de los atracos. Para él lo importante de un atraco no es que detengan a los ladrones sino su idea platónica de asaltar con el menor desgaste posible. La visión de no integrarse con las normas sociales y el propio tema de discusión, produce una visión contraria con la imagen que tiene Bizcochito de sí mismo que se ve sensato y razonable.

Los tres ejemplos construidos por inversión. Él mismo se imagina como víctima de esas circunstancias, el espectador las recibe humoristicamente por el principio de inversión de las situaciones cómicas.

  • Atracar un banco con un teléfono móbil
  • Atracar a un extranjero y no lo entiende.
  • Un abuelo con una  Magnum.

Cuando entendemos que Bizcochito y Conejita son atracadores, confirmamos que son personajes que viven su propia realidad, es su forma errónea de entender el mundo, es un defecto social y este defecto sirve para construir una distancia emocional.

  • “¿Entonces qué, un trabajo normal?”
  • “Jamás en esta vida”

A estos personajes lo que les produce angustia (displacer), es tener que integrarse socialmente, tener un trabajo normal, ellos buscan prolongar el placer de la impunidad, el juego infantil, el juego de hacer maldades sin castigo y prolongar toda la vida esa fantasía. ¡Y hasta el momento lo han logrado, estamos viviendo ese logro!. El espectador recibe que los personajes están inmersos en esa posición ideal en el juego, quizás nos aleja de ellos sus defectos, pero nos excita esa estructura mágica de impunidad que tienen.

Cuando Bizcochito llama a la camarera revela que su verdadero objetivo no era diferente al de su novia, simplemente él tramaba un cambio de estrategia.  Se construye así la unión de objetivos.

Llamar a la camarera garçon es un elemento caracteriza al personaje poco fiable, es un elemento de anticipación.

Parte 3, vuelo final hasta el delirio.

Tipo de tensión: Sorpresiva . Tipo de giro: Sorpresivo. Tipo de elementos: Hay elementos que pueden anticipar.

Cuando los objetivos de ambos personajes se encuentran podrían comenzar el atraco… pero no es así, el guionista nos da la visión del personaje y éste nos da las claves para que no nos de pena la gente que está en la cafetería.

Bizcochito explica que al atracar un restaurante los coges por sorpresa, pero realmente a quien coge por sorpresa es al espectador con el giro de la trama, pasamos a la acción, a presenciar un atraco.

Bizcochito explica que a nadie le interesa complicarse la vida, nadie los detendrá. No dudan, no hay ningún elemento que les haga reflexionar, lo único que les distrae es la ensoñación del triunfo. Podrían sentir lástima por la gente que hay en el restaurante o percatarse de otros peligros, pero al caer en esas emociones se perdería la fantasía de victoria en la que viven los personajes y con ello el tono cómico de euforia.

Que el personaje tenga una visión clara de sus actos, aunque para nosotros sea errónea socialmente, genera una comprensión hacia el personaje y aunque nos alejemos por sus defectos, se construyen unas expectativas que nos enganchan a él.

El factor tiempo: La reacción de Conejita es la ansiedad de dar el golpe “aquí y ahora” y él acepta sin más. Por sorpresa se activa el giro de la trama, veremos ante nuestros ojos como esta pareja juega a ser impunes. Que podamos ver ante nosotros ojos como surge, a través una idea errónea de la vida, la motivación que desencadena una acción fuera de lugar, nos resulta humorístico.

¿Cómo sea han creado los personajes locos?

Aplicando la ley de contrarios al máximo en la construcción de los personajes.

Ley de contrarios de Bizcochito:

  • Filosófica : De tener una idea platónica de atracar sin pistolas  vs sacar la pistola para atracar
  • Estrategia : De querer dejar a trás el peligro por atracar licorerias vs no le importa atracar cafeterias. Bizochito nos revela un cambio de estrategia para continuar con el mismo objetivo. Esta nueva revelación genera otra contradicción del personaje, cuando sus palabras apuntaban al cambio, a un rompimiento con el pasado, a la evitación de más problemas, nos sorprende con deseos de continuar el mismo juego.
  • Temática: La liviandad con que tratan el tema vs el peligro que realmente conlleva un atraco.
  • Emocional : De querer evitar las complicaciones del pasado y querer un cambio vs sorprendernos al implicarse de nuevo en otro atraco.
  • Rol : Autoridad sobre que ha ejercido sobre la chica vs se deja llevar por la iniciativa de ella de atracar insitu. Bizcochito ha llevado durante toda la secuencia el peso de la acción. Bizcochito no cedió a los deseos de ella en la primera parte. La parte 2, Conejita no ha generado estrategias, abandonó el deseo de convencer a Bizcochito y no tuvo otro objetivo, ni generó tensiones nuevas.  En cuanto se construye un objetivo común y Conejita comprende a Bizcochito, se le dispara la ansiedad y es ella quien activa la acción generando un plan y un objetivo que cataliza toda la reacción resultante.
  • Dirección de actores : La seguridad de su personalidad vs la cómico de los gestos. Si dirigimos al personaje haciendo que sus gestos sean inconsciente, generaremos en él actos distraídos que son propensos al humor.
  • Espacial : De estar sentado vs a ponerse de pie en el sofá.
  • en la parte 2 entre ellos dos hay momentos que parece que no se entienden que está perdida, vs al final encuentran un lazo común muy fuerte, objetivos encontrados.
Ley de contrarios de Conejita:
  • Caracter: de tener una actitud agradable y sinuosa con la camarera, a volverse una rabiosa loca histérica.

Cómo construimos la euforia

Para que los personajes hayan llegado a la euforia a sido necesario no desviarlos de su forma de ver la vida, de su fantasía de triunfo. Nada les a perturbado de su objetivo de seguir viviendo impúnemente fuera de la ley

¿Cómo empieza y cómo acaba la acción?  El contraste entre la pasividad del principio y el final de la secuencia es muy fuerte, la gradación de una parte a otra construye un ascenso que pone las pilas al espectador, que junto a la idea de que nada les va a detener, nos lleva al estado eufórico y delirio para  perpetrar el atraco.

  1. La pasividad de la acción : En la parte 1 hay la oposición en los deseos de cada personaje y además no sabemos cueles son, Bizcochito evita y Conejita no consigue activarlo. Él sólo rechaza y ella actúa contra un muro infranqueable, no se avanza.
  2. La acción de reflexionar :  En la parte 2, se abandona la oposición y el estancamiento, se activa la reflexión. Al darnos la información de sus valores entendemos que los personajes actúan en un juego prohibido, son atracadores.
  3. Acuerdo de objetivos : En la parte 3, se activan los objetivos encontrados. No sólo son atracadores sino que lo que realmente desean los dos es seguir con el juego prohibido. Descubrimos que no tenían estrategias comunes pero si objetivos comunes.
  4. Giro de trama y recurso temporal :  Después de que el espectador se de cuenta que estos dos personajes actúan sin castigo fuera de las normas sociales, el guionista lo hace participar asistiendo al juego prohibido “aquí y ahora”.
  5. Reacción delirante de los personajes : La visión clara que tienen los personajes de sus propios actos, la incapacidad de retener su ansiedad emocional, junto a la comunión de objetivos encontrados, hace que se dispare como un resorte la euforia hacia la acción.
  6. Máximo contraste de la situación : La composición de menos a más en las acciones y reacciones de los personajes, llevando al máximo los contrarios a nivel de guión y composición de imagen, desata un cambio total de la situación de forma gradual hasta el delirio.
  7. Banda sonora : in crescendo y manteniendo la euforia.

La euforia un estado extremo de optimismo provocado por satisfacciones, dado que el drama lo que requiere es conflicto, no se puede mantener de forma prolongada porque pierde la atención del público y se vuelve inverosímil.

 

Epílogo

 

Comentarios estan cerrados

Galería de fotos

Puedes copiar, distribuir y comunicar públicamente los textos de blog.alexjust.org bajo dos condiciones:
1 -Reconocimiento de los créditos de la obra original haciendo referencia a la fuente (blog.alexjust.org). 2 -Sin obras derivadas. No puedes alterar, transformar o generar una obra derivada a partir de esta obra. Los textos están publicados bajo la licencia Creative Commons “Reconocimiento-SinObrasDerivadas 3.0” (texto legal en español). Las imágenes, los videos o cualquier otro material multimedia quedan excluidos de esta licencia.
Meta This site is protected by WP-CopyRightPro