El primer minuto en Hannah and her sisters (1986) Woody Allen

En este primer minuto analizamos como Woody Allen maneja el tono de la historia, caracteriza al personaje principal y presenta su fantasía.

Desde el inicio el espectador ya está inmerso en los pensamientos de Elliot, en su conflicto interno, en su drama. Esta información permite al espectador tener una visión omnisciente de la situación que hay en juego en la fiesta familiar. Estamos con Elliot y junto a él padecemos su sufrimiento, este hecho rápidamente nos produce empatía hacia el personaje. Elliot está inmerso en su fantasía emocional hasta que su mujer lo despierta del ensueño devolviéndolo a la realidad.

El Ello y los instintos primarios. Elliot está inmerso en la llamada de un instinto sexual. Los instintos primarios no necesitan de ninguna sociabilización, el hambre, lo sexual, el instinto agresivo y los impulsos irracionales, surgen de forma instintiva. Funciona según el principio de placer, son hedonistas y sólo quieren satisfacer sus deseos.
El Superyó como represor del instinto. Es el representante de las reglas en la familia y la sociedad, la ética y la moral. Reprime los instintos primarios, haciéndolos inaccesibles para conseguir lo que se proponen.

Woody Allen utiliza para dibujar al personaje el esquema propuesto por Freud, una emoción primaria surgida del Ello en pugna con la contra-emoción que intenta inhibirla. Construye el monólogo articulando una lucha interna donde el personaje siente una pulsión primaria de deseo sexual, en pugna con la contra-emoción representativa de las convenciones sociales que intentan restringir ese deseo.

Esta dinámica emocional utilizada como herramienta para caracterizar, también sirve como principio motivador de las siguientes acciones del personaje. Una de las dos emociones prevalecerá a la otra y con ello surgirá el principio motivador de las futuras acciones de Elliot. ¿Qué emoción dominante sería la que normalmente vence en este tipo de conflictos? La emoción que domina siempre son las que nos marcan las normas sociales ¿Que emoción tiene más ímpetu en este momento? En el monólogo de Elliot se ha construido un ímpetu más fuerte hacia el deseo sexual que a su represión, este echo abre un abismo entre lo que debería ser y lo que es, y eso nos resulta cómico. Bajo esta inconveniencia social y moral, el personaje se enmascara y esta información es percibida por el espectador, que ve -en el juego de enmascararse o desenmascararse según la situación del personaje- otra premisa favorable hacia lo cómico.

FantasíaQué guapa és. Tiene unos ojos preciosos. Está muy sexy con ese jersey. Sólo quiero estar con ella, abrazarla y besarla, decirle lo mucho que la quiero y cuidarla. 
Realidad¡Basta ya idiota¡ Es la hermana de tu mujer… 
FantasíaNo puedo evitarlo, me consume desde hace meses. Sueño con ella, pienso con ella en la oficina. Oh Lee ¿Qué voy hacer? Antes cuando me ha rozado en el pasillo y he olido su perfume en su nuca casi me desmayo. 
RealidadCalma eres asesor financiero, no queda bien desmayarse… 

¿porque nos da la sensación de personaje infantil, de liviandad situacional? Hemos visto 1 minuto de película pero puede predecirse mucho de un personaje a partir simplemente del conocimiento de una cultura. Si analizamos las necesidades básicas (fisiológicas, de seguridad, de amor, pertenencia y estima) las percibimos resueltas, el contexto es aburguesado y el único conflicto es el interno. Para que una persona pueda apaciguar un conflicto interno y cumpla las normas éticas  establecidas hay que tener una mente saludable, es necesario de un “Yo” fuerte y en el caso de Elliot, el impulso sexual está construido con mucho ímpetu. ¿Qué conseguimos si al construir el personaje dejamos que su instinto primario sexual lo domine? Conseguimos que se convierta en un títere de su propia emoción, en una víctima de su pasión. Un “Yo” débil es el caso de los niños, lo infantilizamos, conseguimos que se deje llevar por la ansiedad hacia el principio del placer y penetre en el juego de lo éticamente prohibido.

Análisis de dirección de escena ¿cómo plantea Woody Allen la Dirección de escena? Siendo un cabrón con la víctima, castigando y presionando su debilidad, como requiere la comedia. La estructura juega a presionar más la debilidad de Elliot.

La primera serie  Se inicia con Lee en primer plano, mirándonos. Al momento desaparece por detrás del mobiliario y reaparece a lo lejos en plano medio y de espalda. Finalmente vuelve a estar frente a nosotros en primer plano con tiempo para contemplarla. De la quietud y el placer de contemplarla, pasa a la inquietud y turbación de perderla, para volver luego a recuperarla. Este va y ven representa el juego del placer y displacer, de retenerla o perderla.

La segunda serie. Hay una progresión, el tiempo de contemplación es más prolongado. Recibimos su simpatía.

La tercera serie. Las señales de percepción suben hacia el contacto físico y sus olores “por poco me desmayo”

Cuarta serie. Como si de un triunfo se tratase parece decidida ir hacia nosotros, pero pasa de largo. Aparece la angustiosa realidad que lo despierta del placentero ensueño.

 

Comentarios estan cerrados

Galería de fotos

Puedes copiar, distribuir y comunicar públicamente los textos de blog.alexjust.org bajo dos condiciones:
1 -Reconocimiento de los créditos de la obra original haciendo referencia a la fuente (blog.alexjust.org). 2 -Sin obras derivadas. No puedes alterar, transformar o generar una obra derivada a partir de esta obra. Los textos están publicados bajo la licencia Creative Commons “Reconocimiento-SinObrasDerivadas 3.0” (texto legal en español). Las imágenes, los videos o cualquier otro material multimedia quedan excluidos de esta licencia.
Meta This site is protected by WP-CopyRightPro